Siguiente
© 2019, Vanessa Gomez
Compartir

5 pasos que debes seguir antes de hablar en público

La comunicación debe ser un proceso consciente, entre más nos preparemos para ella, mejor la implementaremos. Por eso en esta entrada de mi blog te comparto 5 pasos que debes seguir antes de subir a un escenario a exporte al juicio ajeno.

Si al hablar en público tu respiración se agota, sientes que tienes ganas de tragar o no estás lo suficientemente segura o seguro sobre tu puesta en escena, estos pasos son para ti.

¡Toma nota!

Estos son los 5 pasos que debes seguir antes de hablar en público.

Respira antes de empezar a hablar

Practica la respiración diafragmática que consiste en que el aire entre por tu nariz (inhalación), llena completamente los pulmones, se eleva la parte baja del abdomen y luego botas el aire por la boca (exhalación). Lograrás mayor calma, control de la ansiedad y confianza. 

Tomar aire permite conectar contigo mismo física y emocionalmente,porque oxigenas tu cerebro, serán más claras tus ideas y pensamientos.

Toma abundante agua

El agua brinda grandes beneficios a nuestra salud; purifica nuestro cuerpo de impurezas, ayuda en el correcto metabolismo, mantiene nuestra piel hidratada y ayuda en el correcto funcionamiento de nuestros órganos.

En oratoria el agua también aporta grandes bondades al  ayudarnos a mantener un equilibrio entre nuestra voz, la respiración y el contenido de nuestro discurso.

El agua permite hablar con impacto porque potencia tu tono, aclara tu voz y Limpia la garganta al mantenerla hidratada.

Evita comer dulces

Los alimentos con alto contenido de azúcar generan mucha salivación, lo que te obliga a tragar en un mayor número de veces ya que tu garganta se sentirá pesada y reseca. El público notará cada vez que suspendes tu discurso para recuperar el control de tu salivación.

Hay alimentos que favorecen la generación de saliva y otros que pueden resecar tu boca. Ninguno de los dos efectos es deseado al hablar en público, lo ideal es que te hidrates con abundante agua y evites los dulces para no generar esa salivación excesiva que te obligará a tragar, esto no transmite seguridad, por el contrario podrías perder el hilo de tu intervención.

Asume poses de poder

Párate frente al espejo y proyéctate seguro y confiado a través del manejo adecuado de tu cuerpo.

Hacer poses de poder es considerado un truco poderoso para fortalecer tu mente, te permitirá cambiar la forma en la que te mueves en un auditorio, reflejará en ti a una persona segura de sí misma y llena de confianza, lo que genera credibilidad. 

Aléjate de los estímulos negativos

La forma en la que des el mensaje dependerá de qué tan bien te sientas ya que las emociones son directamente proporcionales a la comunicación; por lo tanto si tienes una presentación en público evita a personas que te hagan comentarios poco constructivos y aléjate de cualquier situación que pueda poner en riesgo tu tranquilidad y estado emocional.

Facebook
TWITTER

Blogs relacionados