Siguiente
© 2019, Vanessa Gomez
Compartir

3 Principios que todo orador debe saber

Para la Real Academia de la lengua española ORATORIA significa el arte de hablar con elocuencia.

Más allá del arte y las técnicas, el escritor estadounidense Daniel Pink en su libro ‘Vender es humano’,  dice que cerca del 40% de nuestro tiempo de trabajo lo dedicamos a vender. No desde el sentido puro de la palabra que define vender como intercambiar productos o servicios por dinero, más bien desde la perspectiva de quien con la comunicación diaria busca influir sobre los demás para alcanzar el fin de tu presentación.

Partiendo de este concepto, la oratoria es parte del día a día de todo aquel que en sus tareas, tenga que tratar directamente con otras personas.

Ahora como ya saben que todos somos oradores, la reflexión que quiero que hagas en este momento es ¿qué tan bueno orador eres?, para serlo debes conocer tres principios importantes de oratoria que te permitirán ser más asertivo a la hora de hablar en público.

Estos son los 3 principios que todo orador debe saber.

¡Toma nota!

1. Saber ¿de qué voy a hablar?

El tema es parte fundamental pues le da rumbo a tu discurso, al conocer el tema podrás buscar con prontitud tus argumentos y la información que necesitas para tu ponencia.
Deberás sumergirte en la temática, convertirla en tu causa y defender tu posición con respeto y entusiasmo.

2. Saber ¿ante quién voy a hablar?

Manejar el tema no es suficiente si este no está enfocado hacia el tipo de público al que va dirigido, el número de personas, su edad, intereses y hasta profesión te dará información sobre el enfoque de tu ponencia, sino cumples este principio y no tienes en cuenta si tu público es homogéneo o heterogéneo, tu mensaje no llegará, ni se cumplirá la finalidad de tu mensaje.

3. ¿Para qué voy a hablar?

Debes tener claro cuál es la finalidad que buscas al presentar tu ponencia, recuerda que si no tienes un objetivo trazado no conseguirás conectar ni despertar en la audiencia emociones. Traza un objetivo, elige si prefieres informar, persuadir, motivar o inspirar, porque de esto depende el éxito de tu disertación.

Recuerda que si conoces ante quién vas a hablar, le darás foco a tu tema y este a su vez te permitirá encontrar lo que quieres lograr al hablar de él.

Si sigues estos tres principios lograrás comunicar con pasión.

Si te gustó este post y la información es útil para ti, dímelo en los comentarios y compártelo.

Facebook
TWITTER

Blogs relacionados